Cómo generar dinero cuando no puedes trabajar de DJ en época de COVID-19




La situación para la industria de la música es difícil al igual que para otros sectores como el turismo, medios de transporte y demás. Hoy en día observarnos a muchos DJs, músicos y artistas, realizando shows digitales mediante Internet para entretener al público y muchas veces a nosotros mismos. Algunos con audiencias muy grandes y otros con pequeñas, pero lo importante es mantenerse en práctica aunque sea de manera virtual.


Ahora te quiero compartir algunas oportunidades para generar dinero en estos difíciles momentos, obviamente este artículo pensado para DJs que son locales y no son famosos:


1) Producción y Venta de versiones remix, extended, transiciones de ritmo y mashups


Puedes aprender incluso en youtube a realizar edición de audio y producción de remixes y venderlos en páginas de pago ó crear tu propio sitio web. Es verdad que las ventas han caído en muchos de estos sitios, pero posiblemente con ofertas volverán a elevar ingresos.

También podrías vender estas ediciones en tus redes sociales o en tu propio sitio web.


2) Realizar shows ó programas digitales para vender publicidad dentro de ellos


Muchos conocemos como se manejan los medios de comunicación como Televisión y Radio, si creas un programa de entretenimiento en redes sociales y llegas a tener una gran audiencia, puedes tener aquí una oportunidad para publicitar a otros negocios.


Lo difícil de esto es segmentar que tu programa tenga una gran audiencia local, para que la publicidad que se realice tenga efectos positivos en las empresas que pauten. Por ejemplo: Si tu programa lo ven un 80% de personas de Ecuador y un 20% de personas de todo el mundo, sería muy factible promocionar negocios que operen dentro de este país.


Pero si por ejemplo tu audiencia esta dividida, Ecuador 30%, Colombia 30%, Perú 30% y 10% Argentina, sería muy complicado que encuentres negocios que puedan realizar envíos internacionales en estos momentos y posiblemente no quieran pautar publicidad contigo.


3) Si eres un DJ con muchos seguidores es buen momento para fidelizar


Siembra para luego cosechar. Quizás este no sea un buen momento para vender, pero si un buen momento para entretenerlos y fidelizar clientes realizando lives ó regalando sesiones. Cuando esto acabe habrás posicionado mucho tu marca en la mente de estos seguidores, pero debes ser constante, no basta con una sesión cada 7 días, esto requiere constancia y disciplina. No hay una cifra exacta, pero recomiendo probar hacer transmisiones pasando 1 día y si la gente no te pone mucha atención disminuir la frecuencia cada 3 ó 5 días. En algunos casos puede ser efectivo que sea diario, prueba, juega con la frecuencia de días y horarios.


Si eres un DJ con pocos seguidores también es momento para hacer crecer tu comunidad en redes sociales. Pero para ello intenta diferenciarte del resto de DJs que ya tienen muchos seguidores ó no tendrás mucho impacto en medio de tanto DJ que esta haciendo lo mismo que tú.


Si tu audiencia no crece, puedes parar y replantearte la propuesta para volver a empezar.


También sugiero que busques tocar ritmos locales para que tu publico mayoritario sea de tu país y puedas fidelizar clientes de tu localidad. Recuerda que cuando acabe esto la idea es que te contrate la gente de tu región, ciudad o país, ya que probablemente no podrán contratarte de otro país por la situación de viajes, regulaciones y crisis económica.


Si logras tener gran audiencia, recuerda que puedes ofrecer publicidad a empresas o negocios locales como explicamos en el ítem número 3. Hazlo con estilo para que no dañes tu imagen o el concepto del show. La clave esta en vender, sin vender !


4) Vende los equipos que no estas usando o que son viejos


Para crecer hay que desprenderse de cosas innecesarias, yo muchas veces vendí equipos que ya no usaba para invertir en nuevos proyectos, nuevos equipos y en educación.

La ultima vez vendí mis tornamesas technics mk2 y una colección de vinilos que ya no ocupaba y que eran un pasivo que no generaba ingresos para invertir en un curso de negocios digitales y no me arrepiento porque esa decisión me permitió crecer y luego hasta compre un tornamesa digital de RANE que no requiere agujas y me ahorra mucho dinero.


Con ese capital podrías hoy empezar un emprendimiento de venta de artículos de primera necesidad, salud y alimentos con envío a domicilio. Generar ganancias y luego con aquellas ganancias incluso comprar equipos mejores cuando todo calme. Es duro desprenderse de tus equipos, pero muchas veces hay que sacrificar para ganar !


TE DEJO UNA FABULA QUE TE HARÁ REFLEXIONAR EN CASO QUE TOMES ESTA DECISIÓN !


Esta fábula comienza hablando de un maestro y su discípulo. Ambos peregrinaban por la India compartiendo su sabiduría. Uno de sus trayectos les hizo pasar por un pueblo perdido en las montañas.


Al llegar a las afueras, les sorprendió ver que no había apenas casas ni cultivos, solo unas pobres chabolas destartaladas. Iban andando por sus calles, si es que se les podía llamar así, y se toparon de frente con un hombre tan andrajoso como los demás. El discípulo no pudo contener más su curiosidad y le preguntó:


  • Oye, ¿qué es lo que pasa en este pueblo?

  • Mira – le dijo -, ¿ves aquella casa en el centro del pueblo? Pues allí dentro tenemos a nuestra vaca. Es el único sustento que tenemos en este pueblo y entre todos nos ocupamos de que no le falte de nada. La protegemos y la cuidamos como nuestro bien más preciado porque si un día faltara no sabríamos qué hacer. Ella nos da leche con la que hacemos mantequilla, yogures requesón… Y con eso se alimenta todo el pueblo.


El pobre hombre se fue con un ataque de tos y el discípulo y el maestro decidieron pernoctar en el pueblo. Era noche cerrada cuando el maestro habló por primera vez:


  • Coge la vaca y empújala por el barranco.


Con todo el dolor de su corazón, el discípulo sacó a la vaca de su chabola y la empujó por el barranco.


Muy de madrugada maestro y discípulo se marcharon de aquel lugar sin decir nada a nadie.


Muchos años después el discípulo, ya convertido en maestro, volvió a pasar por aquel pueblo. Su sorpresa fue mayúscula cuando ya desde lejos pudo vislumbrar la bonanza y el frenesí de actividad de aquel pueblo. Las casas se habían reconstruido, las calles asfaltado y la gente vestía con modestia pero con elegancia.


Casualmente se topó con el mismo hombre con el que hablara años atrás, y no pudo evitar preguntarle:


  • ¿Qué es lo que ha pasado aquí? Vine hace años y erais un pueblo pobre que solo tenía una vaca.

  • ¡Hombre, la vaca! – dijo divertido – ¡Cuánto tiempo! Pues mira, como bien sabrás, toda la economía de este pueblo estaba basada en aquella pobre vaca, pero una noche desapareció sin más y casi nos volvemos locos. Por más que buscábamos, no aparecía por ningún lado, estábamos todos desesperados. No me acuerdo quien la encontró, fue casi por casualidad, al fondo del barranco. Estaba muerta la pobrecilla.

  • Se debió escapar y caer durante la noche. Parecía el fin, pero algo teníamos que hacer, no había más opción. Como para nosotros su carne es sagrada y no la podemos comer, la cortamos, antes de que se pusiera en mal estado, y la vendimos al pueblo de al lado. Con el dinero de esa venta compramos gallinas para que nos dieran huevos. Con los huevos que nos sobraron nos pusimos a comerciar y conseguimos comprar unos cerdos. Con su carne compramos bueyes con los que comenzamos a arar la tierra. Y, ¡fíjate! Ahora somos uno de los pueblos más prósperos de la comarca. Y, pensar que perdimos tanto tiempo con aquella pobre vaca.


El discípulo asintió y se marchó, habiendo aprendido la última lección de su maestro, años después de que este hubiera muerto.



Un abrazo prospero, Esteban Pérez.






Fuente Fabula: WEB Educación 3.0




1,963 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo